El intrusismo laboral es uno de los mayores problemas que afectan a todas las profesiones, y entre ellas está la fisioterapia. Se debe ser consciente desde la población del riesgo que supone ejercer esta actividad de forma no legitimada, en relación con la salud y la integridad de las personas.

Ejercer la fisioterapia sin el título universitario, conlleva entre otras cosas, un desconocimiento de la anatomía y fisiología del cuerpo y las múltiples funciones de la musculatura, igualmente que una desacreditación absoluta a la hora de recomendar cualquier ejercicio terapéutico. Existen multitud de casos relacionados con denuncias por parte de pacientes que han sufrido de ello, lo que hace fundamental que la sociedad conozca que todo lo que esté relacionado con su salud, se debe llevar a cabo por profesionales con la titulación correspondiente, tal y como indica la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias.

Otra de las confusiones que genera el intrusismo dentro de la fisioterapia es el desconocimiento de la diferencia entre un masajista y un fisioterapeuta. Los masajistas no están dentro de las profesiones sanitarias tituladas y reguladas, al igual que no pueden realizar ninguna actuación terapéutica sobre el paciente. Los pacientes deben asegurarse que la clínica de fisioterapia a la que acuden esté registrada dentro de los Centros Sanitarios de la Consejería de Sanidad, al igual que los fisioterapeutas que trabajen en dicho centro sanitario, deberán de estar colegiados dentro de la Comunidad Autónoma donde realicen su actividad.

Desde nuestra Clínica de Fisioterapia en Fuengirola consideramos de un enorme valor, y como algo fundamental, la continúa formación dentro de la fisioterapia por parte de nuestros fisioterapeutas, siempre fundamentados en la evidencia científica.

Por todo esto, reiteramos que es de vital importancia dar en nuestra sociedad el valor necesario a los estudios, formación y esfuerzo dedicado antes de ejercer cualquier tipo de profesión, y en este caso del rango más importante que es la salud. Valorar tu salud por encima de todo, ponerte en las manos adecuadas con los conocimientos necesarios para tu recuperación, y sin riesgo alguno de perjuicio físico o moral.

Call Now Button